Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Es septiembre, hace malo: cómo hacer que dure el bronceado sin la sensación de piel áspera

prolongar el bronceadoeltiempohoy.es

Todos los años ocurre exactamente igual: tardas semanas en pillar un bronceado bonito y en cuanto acaban las vacaciones se va en un par de días sin despedirse. La buena noticia es que existen métodos para hacer que dure algunas semanas más mientras mantienes tu piel radiante e hidratada.

Alimentos ricos en betacaroteno, vitaminas y omega3
prolongar el bronceado
Algunos alimentos aumentan la producción de melanina por su alto contenido en betacaroteno, es el caso de la zanahoria, las espinacas, el tomate o el melocotón. Otros serán tus grandes aliados para mantener la elasticidad de la piel ya que por su alto contenido en vitamina C estimulan la creación de colágeno, entre ellos están los cítricos o el kiwi. También es importante consumir alimentos que contengan vitamina E, por su poder antioxidante, como el aceite de oliva y el aguacate. Finalmente elige productos de alto contenido en Omega 3, como nueces y pescados azules, porque ayudan a mantener la piel hidratada.
Exfoliar la piel no te quita el moreno, sólo las células muertas
prolongar el bronceado
La exfoliación es un paso fundamental en la rutina de belleza, con ella eliminas impurezas y células muertas que obstruyen y apagan la piel permitiendo que cualquier cosmético que utilices después se absorba mejor. Si quieres prolongar el bronceado realiza exfoliaciones más suaves y de manera más frecuente. Utilizar exfoliantes naturales a base de café, de arcillas, o incluso preparadas en casa a base de azúcar y limón es la mejor manera de evitar el aspecto de piel muerta.    
Hidratación, una rutina obligatoria
prolongar el bronceado
Debes tener en cuenta que tras la exposición solar la piel tiende a deshidratarse, así que tómate en serio eso aplicarte crema tras la ducha y beber suficiente agua, de este modo vas a evitar la descamación. Puedes incluso sustituir durante un tiempo tu crema hidratante habitual por aceites hidratantes que aporten brillo o continuar utilizando el after sun veraniego (acaba con el bote). Este producto es un buen aliado para la piel por sus propiedades reestructurantes, además existen en el mercado algunos tan competos como los que incorporan activos que prolongan el bronceado e incluso con propiedades autobronceadoras.
Productos específicos que alargan el bronceado
prolongar el bronceado
Si no te basta con todo lo anterior, puedes recurrir a fórmulas que activen la producción de melanina e incluso a cremas y serums que tiñen la piel o a los clásicos autobronceadores. La cosmética que activa la melanina se puede encontrar en forma de cápsulas, para ser ingeridas por vía oral, o como serum para añadir unas gotas a tu crema hidratante habitual, aunque la mayoría actúan mejor durante la exposición al sol.
Con las cremas y serums que tiñen la piel se consigue realzar el moreno que aún conservas, aportando un tono más al bronceado que aún conservas. En cuanto a los autobronceadores, es el mejor momento para probarlos, especialmente los que actúan de manera gradual, de este modo a medida que pierdes el tuyo natural, consigues uno falso de lo más creíble.
Trucos caseros que prolongan el bronceado
prolongar el bronceado
También existen trucos caseros que prolongan la vida de tu broceado, al tiempo que cuidan la piel de manera natural: duchas frías, o al menos templadas, para evitar la descamación provocada por la deshidratación, lavar el rostro con una infusión de té negro que es astringente o de té verde que es antioxidante (después tendrás que hidratarla), utilizar una mascarilla de zanahoria y huevo o un tónico con zumo de zanahoria y limón. Y si nada de esto te convence, siempre podrás acudir a los polvos de sol.