Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tirarte de los pellejos y otras cinco cosas que no deberías hacer si te quemas por el sol

No tirar de los pellejos y otras pautas ante las quemaduras por el solGTRES

En las vacaciones de verano nuestro objetivo es claro y firme: conseguir el mejor bronceado para nuestra piel. Esta misión, por lo general, comienza con un tono rojizo y quemaduras por la alta exposición al sol. La piel tiene 'memoria' y esta irritación puede causarte algunos daños irreversibles. Por ello, te traemos algunas indicaciones que debes seguir para proteger tu piel quemada.

Las quemaduras solares se producen  porque la radiación 'ultravioleta B' produce una lesión de las células epidérmicas, según ha explicado Paloma Cornejo, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) a Infosalus. "Esta lesión puede oscilar desde un simple enrojecimiento hasta la aparición de ampollas, que supondría una quemadura de segundo grado. Hay veces que la quemadura no es muy evidente pero se producen unas células que dejarán secuelas", añade Cornejo.
Lo que no debes hacer ante una quemadura:
1. Olvidarte de la hidratación: es necesario que la piel esté hidratada para calmar y refrescar la piel. La doctora aconseja aplicarse 'after sun', aloe vera y otros productos (cuanto más fríos mejor) que ayuden a bajar la inflamación y calmar el dolor. También debes ingerir líquidos fríos, así tu cuerpo volverá a su temperatura corporal normal.
19c1aab47eb6099383227133d04f8ff0
2. Volver a tomar el sol: la piel, al estar quemada, es mucho más sensible al sol y, si aún no te han salido ampollas y te vuelves a exponer a la radiación, es probable que te salgan. Y, si la piel comienza a enrojecerse, mejor corre a la sombra.
2 PIX
3. Tirar de los pellejos: aunque sea una tentación. Si te quitas los quitas, debilitas aún más la piel. Te tienes que dar crema, ya que pelarse supone, aparte de la quemadura, una falta de hidratación. Utilizar ropa de fibra natural para no irritar más la piel, te puede ayudar.
g3
4. Inflarte a antiinflamatorios: enseguida recurrimos a los fármacos como los antiinflamatorios, pero sólo debes ingerirlos si lo ordena un médico. Si te duele mucho y no lo puedes soportar, la mejor opción es ir al médico y que él te recete lo necesario para calmar tu piel.
pills pixx
5. Seguir utilizando la crema de hace cinco años: tu crema de protección solar no puede durar todo el verano. "Si la crema te dura todo el verano mal se está haciendo", aclara la doctora. Se debe proteger cada área de diferente manera. "Las texturas son diferentes", añade.
crem pixx
6. Dormir con ropa 'durilla': dormir sin ropa o con pijama de algodón. Si el reiterante e intenso dolor no te deja pegar ojo, duerme desnudo y con sábanas más suaves, y antes de dormir date una buena mano de crema.
sabanas pixx