Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Córdoba o cuando ni el suelo es capaz de soportar los cuarenta y tantos de calor

El calor ya está haciendo de las suyas. Y aún no estamos en julio y agosto. La primera ola está aquí (aunque nos esté dando una mini-tregua) y la gente se prepara como puede. Ni el suelo lo está llevando bien. Otra consecuencia del extenuante calor que se vive desde hace días es lo que ha ocurrido en un puente romano de Córdoba. Las juntas de dilatación no han soportado los más de 43 grados de ayer y el suelo se ha levantado por completo.