Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿A qué temperatura tiene que estar la nevera en verano? Trucos para que no se recaliente

¿A qué temperatura debemos tener la nevera en verano? Trucos para mantener los productos fríosGTRESONLINE

Esto seguro que te suena: es un día de julio, hace un calor sofocante en la calle y, al llegar a casa, corres a la nevera a por la jarra de agua fría. Y, con el primer sorbo, la decepción: el agua no está lo suficientemente fría. La culpa, contrariamente a lo que solemos pensar, no suele ser del congelador, sino nuestra. Con la llegada del verano y el calor, solemos meter más comida dentro y también hacemos más visitas a la nevera en busca de algo fresco. Lo uno y lo otro contribuye a que la nevera no esté todo lo fría que debería, pero existen algunas tácticas para que esto no pase (o pase menos).

Ten muy clara cuál es la temperatura que tiene que tener tu nevera
La temperatura ideal de tu nevera no debe superar los 5ºC ni bajar de los 0ºC, para evitar tanto su congelación como que se pongan malos antes de tiempo. Los frigoríficos más modernos suelen tener una pantallita en su exterior que lo marca, pero si no es tu caso, deberás buscar cómo regular el termostato en el manual de instrucciones. Normalmente se encuentra dentro de la nevera, al lado de la luz.
No te pases metiendo alimentos
En verano somos muy dados a cocinar productos frescos como gazpachos y ensaladas que, para una correcta conservación, metemos en la nevera. La parte negativa de esto es que, si sobrecargamos las baldas, lo más probable es que baje la temperatura y se pongan malos enseguida.
refrigerator-1809344_1920
Elabora una estrategia para los sitios donde colocas las cosas
No en todas las partes de la nevera se enfría por igual. Por norma general, la estantería de abajo es la más fría, mientras que arriba del todo se enfría peor. Será entonces en la última balda donde coloquemos, por ejemplo, los productos frescos como la carne y el pescado. En la primera balda, arriba del todo, colocaremos las latas, los botellines y los tarros abiertos, pues necesitan conservarse en frío pero no a temperatura demasiado fría.
Visita la nevera 'lo justo' y ¡cierra bien la puerta!
Sabemos que en verano vamos más de lo  habitual al frigo en busca de agua fría o helados, pero tenemos que asegurarnos mucho de que cerramos bien la puerta. Si no, se puede estropear antes de tiempo la comida o impedir que esta se enfríe como debería.
NEVERA