Doñana, casi seco por la falta de lluvia