El calor da un respiro… ¡solo al norte!