El primer gran incendio del verano: más de 150 hectáreas devastadas en Cuenca