Récord preocupante: el calentamiento global y el efecto invernadero llegan a niveles máximos