Las fuertes rachas de viento dificultan la evacuación de los 111 atrapados en el Teide