Ventilador o aire acondicionado: lo que gastas si solo lo pones al volver del trabajo y los fines de semana