'Piedra, papel o tijera': el chimpancé que ha aprendido a ganarte a este juego