Llega la luna de nieve, el famoso plenilunio de febrero: ¿por qué se llama así?