Encontrar vida extraterrestre, ¿más fácil de lo que se pensaba?