Lluvia y nieve tallaron la superficie de Marte