Una enorme bola de fuego ilumina el cielo de Granada y Almería