Un bombardeo de cometas y asteroides hizo a Marte habitable temporalmente