Tres cosas por las que importa la noticia de los siete planetas y otra por la que no