La danza orbital más corta jamás vista