Marte en el desierto de Israel: seis investigadores viven, comen y duermen allí como en el planeta rojo