Esto que parece un garabato es el mapa más preciso del universo y ha costado 10 años