¿Entre quiénes se reparten el pastel del negocio espacial?