El regalo de nuestro planeta por San Valentín: decenas de corazones vistos desde el espacio