El otoño, repleto de lluvias de estrellas: las del dragón, el león, Orión y Géminis