La ola de frío en el norte de China deja temperaturas de hasta 47 grados bajo cero