Imponente (y viral) manga marina en Valencia: te contamos por qué se produce