Las consecuencias otoñales de que el Mediterráneo esté 5ºC más caliente de lo normal