¿Habrá un colapso oceánico? Un estudio avisa del peligro del cambio de corrientes