No es el arcoíris, ni tampoco photoshop: son nubes iridiscentes, las más raras de ver