Que hoy sea el Blue Monday (uno de los días más tristes del año) tiene que ver con la meteorología