La borrasca David entra fuerte en Europa: un tejado sale volando como si fuese de cartón