La Candelaria y la Marmota: ¿por qué el 2 de febrero es clave para saber qué tiempo va a hacer?