La costa oeste de Estados Unidos sucumbe al temporal de nieve