Las costas del norte, en alerta por olas de hasta cuatro metros