Así es la cicatriz que deja un rayo en un árbol: tiene la culpa de la mayoría de los incendios forestales