El deshielo y las lluvias de los últimos días provocan la crecida de muchos ríos