No es lo mismo: las diferencias entre una borrasca y una ciclogénesis explosiva