Las noches tropicales ponen en jaque a los gallegos: 25ºC por la noche y 41ºC a la sombra