Más allá del pluviómetro: ¿cómo se sabe en España cuánto ha llovido?