Caídas de árboles, muros y cornisas: las rachas de viento siembran el caos en tres horas en Málaga