De 5 metros de altura: el oleaje golpea con tal fuerza San Sebastián... que llega a sus calles