O te encanta o no lo soportas: esto es lo que opinan los madrileños al ver su ciudad vacía en agosto