Cuándo podemos decir si estamos (o no) ante una ola de frío