En pleno junio, ha vuelto la nieve al Pirineo