El pronóstico que ganó una guerra