¿Con qué fuerza tiene que soplar el viento para poner tu vida en peligro?