Estás dentro del coche y hay tormenta eléctrica: trucos para no atraer a los rayos