El calor de noviembre hace que la ropa de abrigo sea la estrella de las rebajas de enero