Ojo con la sensación térmica: el viento polar hará que sientas 10ºC menos de lo que marca el termómetro