Hasta -18ºC de sensación térmica: lo que pasa cuando juntas el frío siberiano con el cierzo