A pesar de la lluvia, aumentan las restricciones de consumo de agua en Galicia